Batería a base de cáscara de huevo

Un grupo de científicos de Australia, descubrieron cómo crear una batería a base de cáscara de huevo. Las cáscaras de huevo pulverizadas pueden ser un recurso para almacenar energía tanto eólica como solar, debido a su alto nivel de carbonato de calcio.

Nos gusta compartir todos los beneficios del huevo, pero también nos gusta recomendar algunos trucos para sacar el máximo provecho, por eso en este artículo hablamos sobre los usos de la cáscara de huevo.

Baterías a base de cáscara de huevo: una alternativa renovable y limpia

Como bien sabemos, la cáscara de huevo es un material 100% renovable que se obtiene de manera natural. Teniendo en cuenta los resultados del estudio realizado por los científicos, la fabricación de una batería a base de cáscara de huevo obtendría los mismos niveles de eficiencia que las de ahora, pero mucho más respetuosas con el medio ambiente. ¡Y eso es excelente!

Por otra parte, permitiría reaprovechar los desechos de cáscara de huevo que se producen actualmente.

Hasta ahora, la cáscara de huevo se ha utilizado para elaborar suplementos o fertilizante. Sin embargo, requiere separar la cáscara externa de la fina membrana interna que hay entre ella y el huevo, un proceso costoso. Esto provoca que la mayoría de cáscaras de huevo se conviertan en desechos.

Usos de la cáscaras de huevos

Esta manera de fabricar electrodos de batería con cáscara de huevo consiste en reducir la cáscara a polvo y tratarla. De esta manera, resulta sencillo y no requiere procesos complejos.

De acuerdo con un grupo de científicos australianos, la cáscara de huevo pulverizada contiene un alto nivel de carbonato de calcio, compuesto químico que puede actuar como una alternativa barata para almacenar energías renovables (eólica y solar), lo anterior con base en un estudio publicado por el doctor Manickam Minakshi, en el diario The Canberra Times.

El hallazgo es un primer paso para trabajar en una batería a base de cáscara de huevo que acumule energía de las energías renovables.

«Los recursos de energía renovable son intermitentes ya que dependen del clima, cuando tenemos un exceso, necesitamos una batería para almacenarla, por lo que las cáscaras de huevo molidas sirven como electrodo para depositar dicha energía”

En busca de este nuevo método, Minakshi realizó desde el 2017 distintas pruebas en huevos para determinar si el polvo podría funcionar como un conductor eléctrico tanto positivo como negativo, y así poder alimentar las baterías,

«Lo que es interesante es que la membrana del huevo alrededor de la yema nos permitió cocinarlo a alta temperatura, triturarlo en polvo y hornearlo a 500 grados centígrados con el químico aún presente”

por lo que dicho proceso de cocción, permite que la cáscara ya pulverizada se convierta en un electrodo.

Dato Científico: Antes de calentarse, el cascarón del huevo es un electrodo positivo, por lo que a una cierta temperatura este se convierte en uno negativo, generando una reacción.

Investigadores de la Universidad de Murdoch, estará probando la duración de las capacidades del conducto, analizando cuánto podrían durar las celdas de la batería antes de ser recargadas. También se examinará, si las cáscaras de huevos de gallinas libres tendrían mejores cualidades conductoras.

FUENTE: Avicultura MX