Chalazas del Huevo: La «nube» blanquecina de la yema

Las chalazas del huevo son esas «nubes» blancas que a veces notamos en los huevos. Sin embargo no son motivo de preocupación. Todos los huevos de aves contienen chalazas, son unos filamentos blancos que unen la membrana de la yema del huevo con el recubrimiento interno del cascarón.

¿Cual es la función de la «tela» dentro del huevo o chalaza?

Las chalazas del huevo cumplen la función de mantener sujetada la yema en el centro del huevo y evitan que se desplace en su interior. Cuando rompemos un huevo para preparar nuestro desayuno, las chalazas se rompen y forman nubes blancas alrededor de la yema.

composicion del huevo
Gráfica de las partes del huevo, la chalaza sujeta a la yema en el centro del huevo

¿Por que mi huevo tiene ese hilo blanco sobre la yema?

Ese hilo o moco blanquecino que suele aparecer en los huevos, no debe ser motivo de preocupación. No significa que nuestro huevo esté en mal estado o no se deba consumir.

Por lo general los huevos frescos contienen chalazas del huevo más prominentes, por lo que es una buena señal si las encuentras dentro de este alimento.

Mientras más viejo sea el huevo, las chalazas del huevo desaparecen pero también será una señal de que pronto se echarán a perder y ya no los podrás consumir.

Te puede interesar leer: ¿Cómo saber si un huevo está fresco?

No te asustes, es sólo una chalaza de huevo.

En promedio, una persona consume 250 huevos al año, así que probablemente has pensado en las docenas de formas diferentes de cocinarlos, desde revolverlos hasta escalfarlos.

Pero probablemente no has pensado mucho en el cordón blanco unido a tu yema de huevo. Tal vez ni siquiera te hayas dado cuenta que existe. Pero si lo has hecho, no puedes dejar de verlo.

Entonces, ¿qué son esas inquietantes cuerdas blancas que flotan en los huevos crudos? No son lo que piensas. Contrariamente a la creencia popular, esa cosa blanca que flota en los huevos crudos no es el cordón umbilical de una gallina.

Tampoco es esperma de pollo o un embrión inicial. (Dato curioso: La mayoría de los huevos de gallina producidos comercialmente no son fertilizados.) Es un chalaza y es totalmente normal y seguro de comer.

¿Qué son las chalazas del huevo?

Si revisamos a detalle la estructura de un huevo, notaremos dos filamentos retorcidos a ambos lados de la yema conectados al interior de la cáscara del huevo, esas son las chalazas del huevo.

Las chalazas del huevo son estructuras parecidas a cuerdas hechas de proteína que actúan como sistema de soporte para la yema.

Mantienen la yema suspendida en el centro del huevo y evita que se presione contra la cáscara o se asiente en un lado del huevo.

Cuando se rompe un huevo, no hay necesidad de quitar las chalazas. Están bien para comer, y una vez cocinadas, las cuerdas desaparecen.

No interferirá con la cocción, a menos que estés batiendo natillas o cuajada, en cuyo caso los huevos deben ser colados para una textura extra suave. Simplemente pásalos por un colador o usa tu tenedor para recoger las chalazas.

La «parte blanca» de las yemas no es mala

Claro, se ve raro ese moco blanquecino, pero en realidad la chalaza es una señal de que un huevo es fresco y seguro para comer.

La visibilidad de las chalaza hace que sea fácil comprobar la frescura de los huevos. Cuanto más prominente es la cuerda, más fresco es el huevo.

Las chalazas tienden a desaparecer a medida que el huevo envejece, así que si no ves al menos una cuerda en el huevo crudo, es probable que se esté volviendo rancio.

Ya lo sabes, no te asustes cuando veas ese moco o hilo blanquecino en tus huevos, en realidad estas frente a un huevo fresco y saludable 😀

¡Buen provecho!