Freir huevos con agua:[Truco efectivo 2020]

¿Alguna vez has intentado freir huevos con agua? Parece una loca idea, sin embargo es un truco súper efectivo para lograr unos huevos fritos que rozan la perfección visual 😀 ¡No es ningún secreto que todos hemos tratado de lograr un huevo cocido perfecto en más de una ocasión!

Para obtener huevos fritos perfectamente cocidos y sorprendentemente tiernos cada vez, sólo hay que añadir agua. Asegura  Justin Chapple experto director culinario de la revista FOODANDWINE

¿Como podríamos lograr la perfección de los huevos que sirven en los restaurantes mas finos de nuestra ciudad? Las yemas intactas, con la cantidad justa de líquido; las claras con la textura exquisita, Llegó el momento en que empecé a hacer huevos revueltos en su lugar, ya que los resultados fueron (ligeramente) menos impredecibles.

Justin Chapple, compartió algunos de sus trucos para cocinar los mejores huevos de la historia, y todos ellos implicaban agua, incluyendo los huevos fritos también. Comienzas añadiendo una pequeña cantidad de aceite a la sartén y rompiendo los huevos, como lo harías normalmente. Luego, a los 30 segundos, se agrega agua caliente a la sartén, rociando los huevos hasta que las claras estén cocidas y las yemas aún estén líquidas. Esto crea huevos fritos suaves y tiernos sin bordes tostados. ¿La mejor parte? Están listos en menos de cinco minutos.

Algunas ventajas de freir huevos con agua

  1. Utilizas menos aceite
    Típicamente, usarías unas dos cucharadas de aceite para freír huevos si quieres bordes crujientes. Sin embargo, esta receta sólo requiere una cucharada, ya que el agua caliente se añade a la sartén poco después de que los huevos empiecen a cocinarse. Es un método más saludable que la fritura clásica.
  2. Se logra una cocción uniforme
    Esta técnica ayuda a evitar las claras gomosas y las yemas poco cocidas, porque el vapor del agua ayuda a que los huevos se cocinen de manera uniforme, transfiriendo el calor hasta la parte superior de los mismos. Eso significa que no necesitas voltear los huevos, ni arriesgarte a romper esas delicadas yemas. Sólo recuerda que es crucial que mantengas el calor a medio, que es lo suficientemente caliente como para poner las claras, pero no tan caliente como para quemar los huevos o evaporar el agua demasiado rápido.
  3. Perfecto para un domingo familiar
    Es una excelente opción fácil de hacer cuando tienes numerosos invitados en tu hogar. El resultado final es un plato elegante que se prepara en sólo 5 minutos, con menos estrés y huevos impresionantemente tiernos para sus invitados.

FUENTE: FOODANDWINE

Comparte este truco con tus amistades