fbpx

Galletas crocantes con yemas de huevo

Las galletas crocantes con yemas de huevo es una manera deliciosa, fácil y rápida de usar una que otra yema de huevo que tienes en la nevera.

galletas crocantes con yemas de huevo

Has hecho alguna receta con huevos pero ¿solo has usado la clara? y te han sobrado un buen grupo de yemas de huevos y no tienes ni la menor idea de qué hacer con ellas.

Las galletas de yema de huevo las puedes hacer en solo 45 minutos y esta receta alcanza para hacer 30 pequeñas galletas. Las puedes comer en el desayuno o en la merienda con una taza de café o chocolate a mitad de la tarde.

Cada galleta solo tiene 50 calorías y  9 gramos de proteínas, y para poder hacer estas deliciosas pastas de yema de huevo necesitas los siguientes ingredientes.

Ingredientes

  • 5 yemas de huevo de gallina
  • 250 gramos de mantequilla
  • 300 gramos de azúcar
  • 350 gramos de harina de trigo
  • Cuatro gotas de vainilla
yema de huevo sobre harina

Modo de preparación de las galletas crocantes con yemas de huevo

El primer paso para hacer estas crocantes galletas es mezclar la mantequilla  con las yemas de los huevos, hasta que quede una mezcla totalmente homogénea.

Luego añade el azúcar y mezcla perfectamente para que posteriormente se agregue la harina hasta crear una masa consistente que sea elástica y no tenga grumos de azúcar, en este momento se añade unas cuatro gotas de vainilla.

Luego la masa o mezcla de las galletas se debe envolver en un plástico y meter a la nevera por 20 minutos.

Al transcurrir los 20 minutos extiende la masa hasta lograr  una superficie de medio centímetro de grosor, corta las galletas con la forma que prefieras, si tienes moldes de galletas será más fácil.

En una bandeja previamente engrasada coloca todas las galletas y mételas en el horno a una temperatura de 180 ° por 20 minutos.

Luego saca las galletas y déjalas enfriar, sírvelas con una buena taza de café o de chocolate caliente y disfruta de unas galletas muy ricas y fáciles de hacer.

Compartir