fbpx

Huevos chinos en salsa

Los Huevos chinos en salsa son una de las tantas maneras en que se preparan los huevos en el país asiático. Sin dejar a un lado que, hasta crudos o en descomposición son comidos los huevos en China. Una de las mejores recetas son los huevos chinos en salsa y decorados al mejor estilo del país. Esta receta es muy fácil de preparar e ideal para chicos y grandes.

Ingredientes: (porción para cuatro personas) esta receta contiene menos de 200 calorías y un total de 15 gramos de proteínas. Además puede ser un excelente platillo principal o como acompañante.

Ingredientes para preparar huevos chinos en salsa

  • Cuatro huevos grandes de gallina
  • Una porción o lata de  aceitunas grandes, rellenas con anchoas o pimientos
  • Un tomate mediano
  • Una cebolla pequeña
  • Una lata de pimientos largos
  • Sal y pimienta al gusto
  • Una cucharada de vinagre

Para ayudar con la decoración se necesitan cuatro palillos de postres finos y un plato oscuro, para que la receta ya lista resalte perfectamente.

Modo de preparación de los huevos chinos en salsa

Llevar  a cabo esta receta de huevos chinos en salsa es muy fácil, se comienza colocando en una cazuela agua a hervir con una cucharada de sal y la cucharada de vinagre. Luego que esté en punto de hervir, coloca los huevos y déjalos allí por 10 minutos como mínimo.

Luego de que pase el tiempo, coloca los huevos en agua fría, la preparación de huevos chinos en salsa continua quitándole la cáscara a los huevos y cortando uno de los extremos en forma de rodaja.

Seguidamente, en la parte que no está cortada, se coloca una aceituna junto con el sombrero o rodaja que se cortó anteriormente. Luego se rodea la aceituna con una tira de pimientos largos. Y este conglomerado de elementos se pincha con un palillo para que se mantenga firme.

Esta preparación necesita una deliciosa salsa de tomate que prepararemos con un tomate grande y una cebolla pequeña. Se colocan a sofreír, se licuan y se le añade sal y pimienta al gusto, se pasan finalmente a una bandeja preferiblemente negra u oscura.

Sobre cada porción de salsa se coloca cada estructura de huevo chino y ¡listo para comer!

Este platillo se puede acompañar con una ensalada de lechuga y  verduras crudas, al lado de una deliciosa copa de vino del que más guste.

Compartir