fbpx

Importancia del huevo en la dieta y la salud

Los huevos son un alimento que aporta una alta cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales a nuestro cuerpo. Por esta razón la FAO considera al huevo como una “píldora” natural de vitaminas.

A excepción de la vitamina C, los huevos contienen todas las vitaminas, proteínas y minerales esenciales para una buena salud. Un huevo grande promedio contiene alrededor de 5 gramos de grasa (en la yema), 185 mg de colesterol y 70 calorías.

Sus significativos aportes de vitaminas y minerales lo hacen el alimento esencial en una dieta sana y balanceada. No es de extrañarse que en algún momento haya escuchado decir que el consumo del huevo perjudica la salud por su contenido de colesterol. A pesar de estas falsas afirmaciones que existen sobre el huevo, muchos estudios se han encargado de demostrar todo lo contrario.

El hecho que el huevo sea capaz por sí mismo de dar origen a un ser vivo completo lo hace poseedor de un sinnúmero de vitaminas, minerales, nutrientes y demás factores necesarios para generar la vida misma.  Por eso podemos decir que el huevo es uno de los alimentos más completos que existe y en ello radica su importancia en nuestra dieta y salud.

¿Qué proteínas y vitaminas nos aporta el huevo?

Lo mejor de los huevos es el alto volumen de proteína, (esta es una de las razones por las cuales es el alimento preferido de los atletas y deportistas), que pueden proporcionar. Un huevo mediano puede proporcionar 12.7 gramos de proteína con todos los aminoácidos esenciales.

Hay muy pocos alimentos que puedan proporcionar una fuente natural de vitamina D, y los huevos son uno de ellos. La vitamina D es un nutriente que el cuerpo puede crearse solo al estar expuesto a la luz solar. Entonces, pasar tiempo al aire libre cada día es la mejor manera de obtener este nutriente esencial, comer alimentos con vitamina D como los huevos es una forma maravillosa de subsidiar los niveles de vitamina D.

¿Cuáles son los beneficios del huevo para la salud?

dieta sana con huevo
Múltiples estudios confirman que a pesar de su contenido en colesterol (unos 200mg/unidad) el consumo de huevos no eleva el riesgo cardiovascular en personas sana.
  • Energía: El huevo nos dota de las energías necesarias para ejecutar nuestras labores diarias, además de mantener nuestro apetito saciado hasta que sea la hora de ingerir nuevamente alimentos.
  • Control del peso; La fuente de proteínas que el huevo aporta a nuestro sistema lo hacen un aliado de las dietas proteicas.
  • Ayuda a combatir enfermedades cardiovasculares; como ya hemos dicho, consumir un huevo diario reduce el riesgo de infarto y otras enfermedades del corazón.
  • Control del colesterol; cuando comes huevo varían los niveles de colesterol pero se trata de un colesterol bueno, así que no hay por qué preocuparse siempre que se tomen con moderación.
  • Mejora la memoria y concentración; aporta una propiedad llamada colina lo que conlleva a estimular el aprendizaje y la memoria. Un gran aporte para el desarrollo de nuestros hijos.
  • Protegen la vista; Contienen propiedades que benefician la agudeza visual que se produce con el paso del tiempo.

¿Cuántos huevos podemos consumir?

Esta es una pregunta que muchas personas se hacen, unas quizás con el temor de saber si la cantidad afectará su salud. Así que no se preocupe si le sucede a usted también.

Estudios especializados en nutrición han encontrado que se debe consumir menos de 300 mg al día de colesterol. Esto significa que usted puede consumir fácilmente un huevo al día y mantener sus niveles de colesterol controlados. Esto es especialmente útil si usted se esfuerza por eliminar otros alimentos menos beneficiosos que contienen altas cantidades de colesterol. Los huevos son fácilmente digeribles y son un alimento muy equilibrado.

Consumo aconsejado de huevos en personas físicamente activas

El número de huevos a incluir en la dieta de las personas físicamente activas depende del tamaño corporal y del gastoenergético de cada individuo. Su consumo debe ser parte de una dieta equilibrada y variada. Consumir cantidades elevadas de cualquier alimento, incluido el huevo, no es razonable, pues limita la presencia de otros alimentos que también son necesarios en la dieta. Eliminar el huevo innecesariamente de la dieta tampoco es prudente, pues aporta numerosos nutrientes y sustancias bioactivas que son de interés en la alimentación y la salud.

En las guías de alimentación se recomienda el consumo de 2-3 raciones/día de alimentos proteicos, también para personas físicamente activas. El huevo forma parte de este grupo, junto con las carnes y pescados. Una ración de huevos está compuesta de 100 gramos de parte comestible (dos huevos de media) para adultos y niños a partir de 9 años.

No hay ninguna recomendación que promueva el consumo de uno de estos alimentos frente al resto. Teniendo en cuenta los hábitos alimentarios actuales y que el consumo de carnes es por lo general elevado, en la mayor parte de la población puede ser deseable priorizar el consumo de huevo y pescados.

En este aspecto tiene toda validez decir «Todo en exceso perjudica», si hacemos un uso desmedido del consumo de huevos en nuestra dieta estaremos alterando las dosis necesarias de vitaminas y nutrientes que nuestro cuerpo necesita, por eso es  que todos los estudios han concluido que consumir un promedio de 7 huevos a la semana no alterará sus niveles de colesterol.

Cabe destacar que lo que si puede alterar estos niveles es la forma en la que consumimos los huevos, recordemos que el gran culpable de enfermedades cardiovasculares y sobre peso son las grasas saturadas y frituras… así que a consumir huevos de manera sana!

Compartir