fbpx

Los huevos de Pascua y su origen, todo lo que debes saber

El origen de los huevos de Pascua como tradición suele ser un poco confuso. Son tantas las culturas y religiones detrás de esta festividad que es imposible clasificar un motivo único. No obstante, hoy es símbolo de renacer y alegría, que se coincide con fechas cristianas.

Asimismo, el huevo, como alimento, siempre ha sido un símbolo de fertilidad, abundancia y renacimiento. Los egipcios lo tomaron como símbolo metafórico en ceremonias de fertilización, y los hindúes lo adoptaron como parte de su sistema de creencias, al considerar que la vida en sí misma se origina de un huevo.

Quizá te podría interesar: Recetas navideñas con huevo

De esta manera, cultos y religiones alrededor del mundo empezaron a adoptar una tradición muy particular que terminaba en festines masivos, para celebrar la primera luna de primavera.

Así, otros modismos y formas de celebración comenzaron a popularizarse, y compartir huevos decorados en la entrada de la Pascua terminó por convertirse en una tradición propia de Europa, Asia y diversos países de América.

¿Quieres saber más sobre los huevos de Pascua? Este artículo te será de mucho interés para estas festividades.

Origen del consumo de huevos

Diferentes investigaciones afirman que el consumo de huevos se originó en la prehistoria, en la Edad de Hielo, al finalizar cada invierno como única fuente de alimentación, mientras que las ventiscas heladas se apaciguaban en la espera de volver a cazar.

De allí el culto y tributo al huevo como fuente de alimento en tiempos de escasez y como símbolo metafórico con respecto al origen de la vida como religión o filosofía de vida.

Origen de los huevos de Pascua

Milenios más tarde, se establece la festividad del huevo de Pascua en honor a la diosa mesopotámica de la fertilidad, Ishtar. Adorada por los fenicios, asirios, babilónicos y hebreos.

Más tarde, la celebración simpatizaría con otras religiones, integrándose, siglos después, al actual catolicismo. Sin embargo, entre los siglos IX y XVII, la iglesia católica prohíbe el consumo de huevos durante la cuaresma por considerarlos un alimento de origen animal similar a la carne roja.

Huevos de Pascua

Como método alternativo, pequeñas comunidades empezaron a pintarlos y a cocerlos para diferenciarlos de los crudos y poder consumirlos en días de Pascua de resurrección.

La Pascua a su vez, empezó a considerarse una festividad en el cual el veto católico se eliminaba, y el regocijo, la alegría y los festines podían volver a la mesa de la población.  

Con el tiempo, las tradiciones empezaron a interactuar entre sí y hoy en día, los huevos de Pascua forman parte de nuestra cultura popular y, más allá de las festividades modernas, para muchos siguen simbolizando vida y principios nuevos.

¿Y el conejo de Pascua?

Existen muchos mitos con respecto al conejo de Pascua. Algunos indican que el conejo de Pascua surge como fantasía adicional inventada por los antiguos bardos para distraer a los niños, mientras que otros afirman que se trata realmente de otro simbolismo olvidado en representación del cristianismo.

Aparentemente la figura del conejo se empleaba en el catecismo para ejemplificar el camino del cristianismo hacia la resurrección, tomando como ejemplo las patas traseras, por ser fuertes y grandes, propias para el ascenso hacia la resurrección.

Huevos de Pascua

Miles de años más tarde, la modernización cambió un poco las reglas del juego, y el aspecto e intención de los huevos de Pascua empezaron a cambiar por completo. Hoy, parte de la tradición es esconder los huevos de chocolate por los jardines para que los niños puedan divertirse jugando, mientras que los padres cumplen con las obligaciones típicas de las festividades.

¿Cómo identificar un huevo de Pascua de buena calidad?

Miles y miles de huevos de Pascua se exhiben las vidrieras cuando es temporada y la producción parece inagotable, tal cual como la de los conejos, de manera que es difícil saber si con tal cantidad de huevos, la materia prima sea realmente de calidad.

Huevos de Pascua

Los ingredientes de valor son la pasta de cacao, manteca de cacao, azúcar, chocolate y leche; evitando a toda costa el polvo de cacao, los conservantes y las sustancias artificiales. El chocolate debe ser puro y natural, y presentar la consistencia adecuada para preservar el huevo.

Brillo vs textura

A diferencia de lo que se pensaba antes, el brillo no es indicativo de calidad en los huevos de Pascua. Si bien puede colocarse, será la textura lo que determinará la calidad del huevo de Pascua.

Grosor

El grosor también es indiferente, ya que depende únicamente de los gustos particulares de cada persona. Un huevo de Pascua no es mejor que otro por presentar mayor grosor y delgadez, de manera que puedes comprar ambos estilos sin complicación alguna.

Decoración de los huevos de pascua

El azúcar cristalizada de colores pastales o neutra que suele recorrer el huevo formando una trenza, la mayoría del tiempo se utiliza para disimular algún mal sabor cuando el chocolate no es de buena calidad.

Si bien, hay excepciones, pero precauciones, lo mejor es evitar adquirir ese tipo de huevos de Pascua.  Por lo general, los huevos sencillos y de mayor recubrimiento chocolatado, suelen ser los mejores a la hora de degustar, de manera que será mejor optar por ellos.

El envoltorio de los huevos de pascua

Para aumentar las expectativas, tanto de comer como de encontrar la sorpresa, el envoltorio tiene que ser estridente y muy llamativo para aumentar la emotividad y ansiedad por saber qué tipo de sorpresa hay dentro.

La sorpresa en los huevos de pascua

La sorpresa es el tercer ítem de calidad por excelencia y esta tiene que cumplir, en lo posible, con las expectativas que transmite el envoltorio. La sorpresa puede variar en cuestión de gustos, tamaños, formas y viabilidad económica para la empresa que produce los huevos de Pascua, por supuesto.

Los mejores huevos tienden a contener juguetes, almendras y mucho más huevos de Pascua en versión miniatura. Es cuestión de suerte adquirir un huevo que contenga una sorpresa que cumpla por completo con nuestras expectativas, pero vale la pena tomar el riesgo.

¿Dónde comprar huevos de Pascua?

Conoce las mejores ofertas y sorpresas para rellanar tus huevos de Pascua de calidad.

Recetas de huevos de Pascua

La opción de hacer nuestros propios huevos de Pascua está sobre la mesa. Es una alternativa un tanto más económica, y las posibilidades de jugar con la decoración, envoltorio y sorpresa son aún más amplias.

Mantente atento a nuestro recetario de Pascuas y aprende a fabricar huevos de calidad con alegría y mucha diversidad, para que los niños se diviertan en temporada.

Compartir