Antes de abordar el tema de la mayonesa sin huevo, recordemos lo fácil que es preparar una tradicional mayonesa con tan sólo huevo y aceite. El truco está en batir bien el huevo en una licuadora y verter poco a poco el aceite hasta que espese la mezcla.

Sin embargo, como es normal querer muchas más alternativas, hoy vamos a compartir contigo 2 recetas de mayonesa casera sin huevo. Son recetas muy fáciles de seguir, y se presentan como una opción fiable para aquellas personas que son alergicas al huevo.

Sin más preámbulo… ¡vamos a ello!

Receta de mayonesa sin huevo a base de leche

·        Ingredientes:

1. 1 taza de aceite.

2. ½ taza de leche.

3. Sal.

4. Un chorrito vinagre o limón.

·        Preparación:

1. Coloca la leche en un vaso batido añade la leche y el aceite sin remover, para así evitar que se corte la preparación.

2. Con precaución, enciende la batidora a toda potencia y mezcla durante 10 segundos.

3. Con lentitud, sube poco a poco la batidora y una vez la mezcle espese, sube y baja la licuadora a un ritmo prudente para que la mezcla termine de cuajar.

4. Añade una pizca de sal y un chorrito de vinagre o limón.

5. ¡Listo, a servir!

Ahora tendrás una mayonesa casera sin huevo de gran calidad y sabor. Si deseas puedes añadir un poco más de leche o aceite, en el caso de quererla un poco más espesa.

El truco está es agregar el aceite con moderación y lentitud, y nunca dejar de batir bajo un ritmo constante.

dips populares como la mayonesa

Otra receta de mayonesa sin huevo

      Ingredientes para preparar mayonesa sin huevo:

1. 3 cucharadas de aceite.

2. ½ taza de harina.

3. 1 ½ taza de leche.

4. 4 cucharadas de jugo de limón.

5. Sal.

Preparación de mayonesa sin huevo:

1. Coloca en un recipiente la leche y añade el aceite sin mezclar.

2. Coloca fuego lento la harina con un poco de agua y cocina a fuego lento.

3. Revuelve constantemente hasta que se forme una crema blanca cremosa a punto de ebullición.

4. Cocina durante un par de minutos más y retira del fuego.

5. Vierte la salsa sobre los demás ingredientes y luego bate con una batidora a una velocidad máxima de 2 a 3 minutos.

6. Una vez se incorporen los ingredientes y resulte una mezcla homogénea y cremosa.

7. Sirve al gusto.

Ahora que ya tienes mucha más información sobre la mayonesa sin huevo, te invitamos a la práctica. En lo personal, preferimos la primera receta, ya que al no requerir de la estufo, es mucho más fácil de elaborar.

Curiosidades sobre la mayonesa sin huevo

La lactonesa (o mayonesa sin huevo) se ha convertido en la alternativa perfecta para quienes buscan hacer mayonesa casera sin huevo de gran calidad. El nombre se debe a los componentes nutricionales de la leche en sustitución del huevo como ingrediente principal.

De esta forma, la lactonesa es muy recomendada cuando por diferentes motivos, algún comensal no puede comer huevos con regularidad. A su vez, se recomienda en épocas de calor, puesto en dicha época la salmonella es una amenaza recurrente para los huevos frescos.

Además, vale la pena mencionar que la lactonesa es un aderezo libre de gluten que lejos de hacer daño, también se recomienda por sus propiedades nutricionales.

Por otro lado, la diferencia entre la mayonesa tradicional y la lactonesa no sólo se basa en los ingredientes que la componen, sino también en el sabor, la tonalidad e incluso, la textura.

Si usamos aceite de girasol en vez de aceite de oliva, por ejemplo, el color de la lactonesa será mucho más blanco en comparación con las mezclas a base de aceite de oliva.

Por lo tanto, dado también a las propiedades del aceite de girasol, se recomienda el uso del mismo, independientemente del tipo de mayonesa a preparar.

A su vez, conviene señalar que la lactonesa también puede convertirse en otro rico aderezo: la salsa de ajo o ali oli, como le llaman en algunos países de América Latina.

Este tipo de salsa puede aprovecharse para degustar una rica ensalada de huevo, o como el acompañante de una buenas patatas cocidas o fritas, alguna carne al horno, e incluso pescado frito.